¡¿Cuantas más tenemos que morir?!

16 junio, 2010 at 6:02 (Femicidio, Medios/Prensa, Violencia de género) (, , )

Es un reclamo de todas las mujeres que padecemos la violencia machista, el reconocimiento de la misma, en todas las instituciones que digan bregar por nuestros derechos.

Según el sitio Entremujeres (1) , como dato mas reciente de lo que va del año 2010 describe que “ Durante los meses de abril y mayo, 19 mujeres fueron asesinadas en el país por razones de género. Los datos surgen de un monitoreo realizado por Artemisa Noticias, elaborado a partir de información de los principales diarios nacionales y de las tres agencias de noticias nacionales (Telam, Dyn y NA)
Esta misma noticia, cuenta que uno de esos casos ocurrió en nuestra ciudad: Mónica Bauza de 43 años, cuyo cuerpo fue encontrado el 8 Abril, enterrado en el patio de su casa, en la localidad de Los Hornos, en el partido de La Plata, donde vivía junto a su ex marido, Juan Segoviada. Para aquel entonces, Tanto El Día como Hoy recogieron el tema como “Caso Bauzá: la escalofriante confesión”.y señalaron “La había matado el ex marido”.
Por su parte, La Asociación Civil La Casa del Encuentro(2) contabilizó 231 femicidios durante el año 2009 con 66 casos pertenecientes a la Provincia de Buenos Aires. Página 12, al mismo tiempo, en su artículo titulado “Un año con más asesinatos sexistas” (3) marca el un incremento del 11 % con respecto al mismo estudio del mismo periodo de 2008(4).
Al respecto, el portal http://www.feminicidio.cl/map/map1.php?id=3 describe una serie de relevamientos mediáticos en donde según una investigación realizada por Amnistía Internacional (5) de Argentina, destaca que “cada dos días y medio una mujer muere como consecuencia de las agresiones de esposos y/o parejas.”.Tal análisis realizado sobre el relevamiento en medios de comunicación, no incluyó los casos de mujeres hospitalizadas por agresiones y que posteriormente fallecen. Tampoco los medios registraron los suicidios que cometen aquellas mujeres por causa de la violencia conyugal.
Casi todos los datos con información fidedigna sobre femicidios nos llevan a Gabriela Barcaglioni, de Artemisa Noticias (6)La Licenciada en Comunicación Social. Egresada de la Universidad Nacional de La Plata, forma parte asimismo del Consejo Provincial de las Mujeres y a la Asociación feminista Azucena Villaflor. Durante los últimos años, a través del portal cibernético viene denunciando los casos de femicidio en la argentina. Barcaglioni, ya a comienzos de 2009, nos advertía de la falta de claridad a la hora de dar cifras al respecto. Nuevamente En el entrecruzamiento de datos, faltan numero confiables: la Corte Bonaerense sostiene, a través de la Dirección de Estadística, que sólo en el primer semestre del 2009 se iniciaron 1.585 causas por homicidios dolosos, contra las 944 que reconocía el flamante Fiscal Federal y ex ministro de Seguridad bonaerense Carlos Stornelli.(7)
Al no poder lograr claridad en los datos cuantitativos, se demoran o se postergan los planeamientos para políticas públicas realmente efectivas. Al no existir la figura de femicidio dentro del estamento Judicial, muchos de estos casos quedan impunes.

Soporte informático: sitios webs
Fuentes: las siguientes tres fuentes, fueron generadoras de investigaciones sobre femicidio, todas poseen un alto nivel de fiabilidad:
2- http://www.lacasadelencuentro.com.ar/femicidios.html
5- http://www.amnesty.org.ar
6- http://www.artemisanoticias.com.ar
7-http://www.artemisanoticias.com.ar/site/notas.asp?id=29&idnota=6831)
Las siguientes fuentes sirvieron de difusoras y reproductora de la información anteriormente nombradas:
1- http://www.entremujeres.com/genero/violencia/femicidios-ultimo-bimestre_0_277772229.html)
3-http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-138119-2010-01-06.html
4-Http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/subnotas/4802-468-2009-03-21.html
En estos casos se priorizan determinadas informaciones. Dentro de los informes originales se desprenden otras características las cuales pueden servir para segundos análisis como es el caso de la presente nota

Por Melisa Gutierrez

Permalink Dejar un comentario

Ni un femicidio más Caso Sandra Ayala gamboa

5 junio, 2010 at 15:34 (Femicidio, Violencia de género) (, , )

La violación y el asesinato de Sandra, como la mayoría de los femicidios, está rodeado de impunidad y encubrimiento de responsabilidades políticas, que los medios masivos de comunicación avalan, silenciándolos y ocultando sus causas. Jueces y fiscales que no se ocupan, testigos que callan, pruebas que no se investigan.

Si entendemos la problemática de género como una construcción político -cultural en donde la sociedad capitalista y patriarcal re -produce la dominación masculina, que se manifiestan con violencia donde la mujer es objeto

puramente sexual y propiedad de los hombres.Las situaciones de opresión cobran distintas expresiones: sociales, laborales-económicos, afectivos, psicológicos, emocionales, simbólicos y hasta el maltrato físico y su asesinato, que es la expresión máxima del a violencia hacia las mujeres, lo cual define al femicidio

El diario perfil, cerraba el año 2007 contando en la sección de Sociales, Seis casos catalogados por lo menos de “misteriosos” siguen impunes (http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0221/articulo.php?art=4959&ed=0221) No es casual tampoco que en ellos se lea entre líneas, la implicancia de mafias políticas y policiales, encubiertas bajo el mote de “ crímenes pasionales” o arreglo de cuentas, celos, con referencia a “círculos íntimos”.Lo mas llamativo, es que en esos casos hay explícitamente situaciones de violencia de género que se encubren. Uno es el de la odontóloga Mariela Frydman , otro el de Solange Grabenheimer y por ultimo el de Sandra ayala Gamboa.

En ninguna des estas páginas, aun a la actualidad, aparece la noción de femicidio, sino que continua hablando de asesinato.

En el caso de Sandra se dieron varias de las características asignadas a los femicidios: en lugar de seguir la pista del o de los atacantes, se comenzó a investigar y a juzgar a la víctima, y además, se individualizó el caso, descontextualizándolo del entorno social, considerándolo meramente un caso policial perpetrado por alguien fuera de sí.

Cosificadas, con un gran énfasis sobre los morvos de la información encontramos descripciones como: “El cuerpo de Sandra, que apareció semidesnudo, fue encontrado en una casona, en la calle 6 entre 46 y 47, donde funcionaba una dependencia oficial. Las pericias arrojaron que fue estrangulada con un lazo” y por el otro caso, lo mismo: “la puerta abierta del baño dejaba ver la sangre en el piso. La víctima estaba en la bañera, apuñalada, con la cara desformada por los golpes y maniatada con corpiños y cables.” Acribilla el cronista en el relevamiento.

Los mas de 250 casos anuales de femicidio que ocurren en nuestro país, dan cuenta de es una problemática ocultada y  mucho mas compleja, Sin un Estado que gestione políticas publicas y efectivice el funcionamiento de la Justicia, contando con la complicidad de los Medios Masivos de comunicación que  se esfuerzan en disipar información sobre esta realidad, quedamos estancos en la lectura ( como la que hacen los medio locales), de un mero acto delictivo, en el que los diarios insisten por categorizar dentro de la sección de policiales, dejando invisibilizadas las responsabilidades políticas. ( ver: diario Hoy a unos dias del hecho: http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-454066-fecha-2007.02.24 y el Dia a mas de una año del femicidio de Sandra http://www.eldia.com.ar/catalogo/20080223/poli_popu27.htm )

 

 

 

Los mas de 250 casos anuales de femicidio que ocurren en nuestro país, dan cuenta de es una problemática ocultada y mucho mas compleja, Sin un Estado que gestione políticas publicas y efectivice el funcionamiento de la Justicia, contando con la complicidad de los Medios Masivos de comunicación que se esfuerzan en disipar información sobre esta realidad, quedamos estancos en la lectura ( como la que hacen los medio locales), de un mero acto delictivo, en el que los diarios insisten por categorizar dentro de la sección de policiales, dejando invisibilizadas las responsabilidades políticas. ( ver: diario el dia a mas de una año del femicidio de Sandra http://www.eldia.com.ar/catalogo/20080223/poli_popu27.htm)

Por Melisa Gutierrez

Permalink Dejar un comentario

LA VIOLENCIA DE GÉNERO Y LA CUESTIÓN CULTURAL

22 mayo, 2010 at 14:02 (Violencia de género) (, , , )

La violencia contra la mujer es una medusa de múltiples cabezas y hay que cortarlas todas, una a una, pero al final hay que ir al corazón de la bestia. Ese corazón es el nuestro, porque inevitablemente estamos dentro de una cultura y hemos mamado su veneno al igual que su néctar ( Luis Menacho Chiok en http://www.monografias.com/trabajos31/violencia-de-genero/violencia-de-genero.shtml ).

    Aunque determinadas posturas feministas contrariaban la idea de decir que violencia contra la mujer era lo mismo que violencia de género, la abogada Analía Monferrer afirma que definir la violencia como de género ayuda a conceptualizarla en términos más amplios. De esta manera, se puede dar cuenta que las causas y soluciones son a la vez personales, políticas y estructurales (http://www.uns.edu.ar/congresos/derinstitu/docs/monferrer.pdf ).

   Por su parte, el concepto de género se popularizó en la década del setenta, al comprenderlo como las características de mujeres y varones que son construidas social e históricamente; en contraposición al sexo, las características biológicas.

    A lo largo de la historia, la construcción del género estuvo definida por las sociedades patriarcales; las cuales, le otorgaron –y otorgan- al varón un lugar de supremacía, de poder sobre la mujer. Situación que se entiende como la raíz de la violencia hacia la mujer (http://es.wikipedia.org/wiki/violencia_contra_la_mujer ).

   Asimismo, desde el ámbito de la condena contra estos actos -reconocidos por Naciones Unidas (en su 85ª sesión plenaria, en 1993) como un grave atentado contra los derechos humanos-, se produce una tensión entre la posibilidad de permitir la expresión de diferentes culturas y la defensa de derechos vulnerados de ciertas personas.

    La ablación de clítoris en culturas del medio oriente, o la costura vaginal ejercida por tribus africanas, resultan ejemplos de cómo entra en conflicto el derecho de los pueblos al respeto de sus culturas con la razón de penar la violencia contra la mujer.

    En Argentina, por ejemplo, la Suprema Corte de Justicia de Salta revocó, en 2006, el procesamiento dictado contra un varón acusado de haber abusado sexualmente a la hija de su concubina. A partir de que no se había reparado en que pertenecía a la comunidad wichi; en la cual, la idea de que el varón al casarse con una mujer se casa también con su hija, es una costumbre aceptada por ser una práctica ancestral (http://www.uns.edu.ar/congresos/derinstitu/docs/monferrer.pdf  ).

   Sin embargo, da cuenta Analía Monferrer de que no existen prácticas culturales que le ocasionen un daño a un varón. Y concluye que la demarcación de dichas prácticas se encuentra en la violación de los derechos humanos, los cuales incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana.

Permalink 1 Comentario

¿Qué es el Femicidio?

22 mayo, 2010 at 2:27 (Femicidio) (, , , , )

El femicidio es una nueva palabra introducida en nuestra lengua a través de la traducción de los vocablos ingleses “femicide” o “gendercide”. Dichas nociones provienen de las autoras feministas Diana Russell y Jill Radford en su obra “Femicide. The politics of woman killing”, como por Mary Anne Warren en su libro “Gendercide: The Implications of Sex Selection”. La política feminista mexicana, Marcela Lagarde, fue quien incorporó estos términos al castellano.

Se puede entender por femicidio a un conjunto de hechos de lesa humanidad que abarcan los crímenes y desapariciones de mujeres; refiere a “la muerte evitable de mujeres que pretende, dentro de la esfera de la violencia contra la mujer, ir más allá del concepto tradicional de las acciones violentas contra ellas para englobar otras conductas, que habitualmente no son tenidas en cuenta como, por ejemplo, la falta de atención médica a problemas sanitarios femeninos en algunos países”. (http://es.wikipedia.org/wiki/Femicidio )

Femicidio es el asesinato de mujeres por razones asociadas a su género. El concepto de femicidio indica el carácter social y generalizado de la violencia basada en la inequidad del género, cuestiona los argumentos que tienden a culpar y a representar a los agresores como “locos” o como poseídos por fuerzas exteriores, inmanejables por si mismos, el amor o la pasión”. (http://www.redmujer.org.ar/pdf_publicaciones/2_de_16.pdf ).

Hoy en día miles de mujeres son asesinadas por sus parejas, maridos o ex parejas, aunque también se encuentran los asesinatos relacionados con el crimen organizado, la prostitución y la pornografía llamada “snuff”. Otros casos son aquellos delitos en situaciones de guerra, conflicto armado, o en la calle. Sin importar cuál sea el contexto, los crímenes se dan en torno a la sexualidad y por el mero hecho de ser mujeres, viéndolas como usables, prescindibles, maltratables y desechables. .

Las mujeres que son víctimas de este tipo de  ataques, generalmente rondan entre los 15 y 44 años. Son violentadas con crueldad por su género y en muchos casos son asesinadas como culminación de lo antes mencionado. El número de víctimas viene incrementándose en los últimos años y actualmente se calcula que existen entre un millón y medio y tres millones de mujeres maltratadas.

Es así como la violencia de género ayuda a favorecer la exclusión de las mujeres, y mantenerlas en desventaja y desigualdad en las relaciones con los hombres. También permite relegarlas, por ejemplo, al acceso a bienes; participa para su desvaloración y denigración.

Seguimiento de las noticias ( tp2)

NOTA INICIAL DE LA FECHA: 30/09/2009 

PROPUESTA: Seguimiento de noticias sobre femicidio.

MEDIO: Diario digital Clarin (http://buscador.clarin.com/femicidio )

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Un raid de violencia contra su ex mujer

Un empleado de seguridad de 41 años, fue detenido en Chacarita por balear a la abogada de su  ex esposa, e intentar violar a ésta. El matrimonio se había separado por episodios de violencia. Por su parte, la doctora Elena Highton de Nolasco, remarcó que el 31% de las víctimas de violencia de género denuncian a la ex pareja.

 http://edant.clarin.com/diario/2009/09/30/sociedad/s-02009010.htm

 -          30 / 09 / 2009

 CAMPAÑA EN LA PRIMERA DIVISION Y LA B NACIONAL

En las canchas, contra la violencia de género

A partir de una campaña contra la violencia de género, aprobada por el Comité Ejecutivo de la AFA (Asociación de Fútbol Argentino), todos los equipos de fútbol de la Primera División y la Primera B Nacional, salieron a la cancha con banderas que llevan la frase “Sacale la roja a la violencia hacia las mujeres”.

http://edant.clarin.com/diario/2009/03/08/sociedad/s-01872781.htm

-          8 / 03 / 2009

 EL SENADO LO APROBO ANOCHE POR UNANIMIDAD

Media sanción al proyecto que pena la violencia de género

El Senado aprobó por unanimidad un proyecto de ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. La iniciativa fue votada luego de que el Estado recibiera críticas por parte de organizaciones civiles.

 http://edant.clarin.com/diario/2008/11/27/sociedad/s-01811090.htm

 -          27 / 11 / 2008

 AMNESTY PRESENTO UN INFORME DONDE CRITICA LA INACCION DEL ESTADO

La violencia de género provocó 240 muertes en lo que va del año

Según un relevamiento realizado por Clarín, fueron asesinadas 171 mujeres, de las cuales 29 eran menores. Además, 47 agresores se suicidaron y 2 fueron muertos por sus hijos. También fueron asesinados 13 chicos y 7 familiares cercanos.

 http://edant.clarin.com/diario/2008/11/25/sociedad/s-01809806.htm

 - 25 / 11 / 2008

 UNA TENDENCIA QUE CRECE Y ALARMA

La violencia machista mata en el país a una mujer cada dos días

Las protagonistas de los femicidios ocurridos en la Argentina, son víctimas de diferentes edades y niveles sociales. La mayoría fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas. Numerosas organizaciones piden una política de Estado.

 http://edant.clarin.com/diario/2008/03/08/sociedad/s-05015.htm

 - 8 / 03 / 2008

 

Regina Garriga Lacaze 17188/1

Permalink Dejar un comentario

Crimen pasional: visión encubierta del femicidio

21 mayo, 2010 at 23:30 (Femicidio) (, , , , , , , , )

Femicidio o femicidio es un neologismo creado a través de la traducción de los vocablos ingleses “feminicide” o “gendercide” y se refiere a la muerte evitable de mujeres que pretende, dentro de la esfera de la violencia contra la mujer, ir más allá del concepto tradicional de las acciones violentas contra las mujeres para englobar otras conductas, que habitualmente no son tenidas en cuenta, como por ejemplo la falta de atención médica a problemas sanitarios femeninos en algunos países, entre otras tantas. Habitualmente el termino no es realmente entendido y se utiliza como la feminización del homicidio (“Se produjo el femicidio de una niña …”)

En castellano femicidio es una voz homóloga a homicidio y sólo significa asesinato de mujeres. Por eso para diferenciarlo  se utiliza el término femicidio y se denomina así al conjunto de hechos de lesa humanidad que contienen los crímenes y las desapariciones de mujeres.

CONTRA EL PREJUICIO DEL VICTIMARIO COMO ASESINO SERIAL

El femicidio es el genocidio contra mujeres y sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales que permiten atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres. En el femicidio concurren en tiempo y espacio, daños contra mujeres realizados por conocidos y desconocidos, por violentos, violadores y asesinos individuales y grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas de las víctimas. No todos los crímenes son concertados o realizados por asesinos seriales: los hay seriales e individuales, algunos son cometidos por conocidos: parejas, parientes, novios, esposos, acompañantes, familiares, visitas, colegas y compañeros de trabajo; también son perpetrados por desconocidos y anónimos, y por grupos mafiosos de delincuentes ligados a modos de vida violentos y criminales. Sin embargo, todos tienen en común que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y deshechables. Y, desde luego, todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres.

«No hay crímenes pasionales. Nadie mata por amor. Lo que hay detrás es una situación de poder». (Ana Belén Puñal)

El femicidio se conforma por el ambiente ideológico y social de machismo y misoginia, de violencia normalizada contra las mujeres, y por ausencias legales y de políticas de gobierno lo que genera condiciones de convivencia insegura para las mujeres, pone en riesgo la vida y favorece el conjunto de crímenes que se exige esclarecer y eliminar. Esto permite atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres… todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres.

Así es que una agresión contra una mujer nunca es un hecho aislado. La violencia de género se ejerce en un marco estratégico en donde el agresor utiliza el maltrato, psicológico o en combinación con golpes y palizas, para anular y dominar a otro ser humano. El fin último es la posesión por sometimiento. Cuando se dan noticias de agresiones o asesinatos de mujeres, existe siempre una historia de violencia que los precede y en los que se enmarcan. Ante algunas voces que pretenden que también existe la violencia a la inversa, se puede mantener que eso es una falacia. No existe la violencia hacia el hombre como problema social. Lo que se dan son casos individuales de mujeres que agreden a hombres punibles pero, desde luego, nada que refleje un grave problema social de dimensiones cuantificables tan altas que retrata culturalmente nuestro déficit en algo que está en la raíz de toda la imposición totalitaria que involucra a la violencia, esto es, la igualdad.

Está demostrado que la violencia de género está presente en todos los estratos socioeconómicos, en todos los tramos de edad y es independiente del nivel de estudios, de dinero o del trabajo del agresor o de su víctima. También está demostrado, con independencia del diagnóstico que pueda establecerse para una persona en concreto, que los agresores no son enfermos psicópatas o drogadictos. Estudios con agresores incursos en procesos judiciales demuestran que el 95% de éstos no sufren psicopatología que condicione su responsabilidad criminal. El alcohol o la cocaína tampoco son causa de esta violencia, aunque a veces se utiliza por los agresores para facilitar el ejercicio de la misma.

Spot sobre femicidio realizado por el Centro de Estudios de América Latina (CEAL) 2008

NEGLIGENCIA Y COMPLICIDAD DE PARTE DE LAS AUTORIDADES

Para que se de el femicidio concurren de manera criminal, el silencio, la omisión, la negligencia y la colusión de autoridades encargadas de prevenir y erradicar estos crímenes. Hay femicidio cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo de tránsito o de esparcimiento. Más aún, cuando las autoridades no realizan con eficiencia sus funciones. Por eso el femicidio es un crimen de Estado.

Contribuyen al femicidio el silencio social, la desatención, la idea de que hay problemas más urgentes, y la vergüenza y el enojo que no conminan a transformar las cosas sino a disminuir el hecho y demostrar que no son tantas “las muertas”.

EL FEMINICIDIO EN LA ARGENTINA. (mediatización: el discurso legitimando el poder del hombre)

Todavía hoy a nivel de las instituciones judiciales y policiales hay que descomponer cierta base cultural para desnaturalizar la violencia. Entendiendo a la cultura como cosmovisión, donde la concepción del mundo y los sistemas de valores éticos, costumbres, etc., son propias de un pueblo, de un período, de un grupo social. Como ‘pautas de significados históricamente transmitidos y encarnado en formas simbólicas, que comprenden acciones, expresiones y objetos significantes de la más variada especie, en virtud de los cuales los individuos se comunican entre sí y comparten sus expresiones, concepciones y creencias. La cultura abarca entonces el conjunto de los procesos sociales de producción, circulación y consumo de la significación de la vida social’. La cultura hace de esta violencia algo natural, con un refuerzo permanente de imágenes, enfoques y explicaciones que la legitiman.

Casos de feminicidio tipificados en los medios como "crímen pasional". http://www.clarin.com/diario/2006/11/24/sociedad/s-03201.htm

Y son los medios los encargados de nombrar las cosas por su nombre y no con eufemismos, para que la mayor cantidad de lectores pueda así entender de qué se habla cuando se habla de la violencia contra las mujeres en Argentina. Así como resulta primordial que el Estado (encargado de generar políticas públicas que protejan a la sociedad en su conjunto y sobre todo a aquellos a los que están en ‘zona’ de riesgo, como ser: mujeres, ancianos, niños y niñas) adopte un rol activo para prevenir y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres.

Los medios de comunicación, no le dan un tratamiento razonado al tema y suelen ‘revictimizar’, las más de las veces husmeando en su historia en busca de datos al acusarlas como “chicas malas”. Como siguiendo un patrón metodológico en su accionar, similar al del aparato estatal (policía y poder judicial), investigan primero a la víctima, ‘machacan’ y ventilan su vida privada como justificación del trágico final del que son víctimas. Generalmente con claras intenciones de desprestigiarlas; diciendo: ‘Matan a prostituta…’ . Como por ejemplo un titular de Diario Clarín: “Condenado por descuartizar a prostituta que trabajaba para él”, la mujer asesinada, merced a esta redacción, queda en la memoria gráfica juzgada como prostituta, obviando que ese “trabajaba para él” implica una situación de explotación que merece carátula aparte, al menos para la Justicia.

En consecuencia, el cambio requiere una ruptura con la cultura actual y con los resabios de culturas de otra época que consideran a las mujeres como ‘desechables’, como objetos. El cambio cultural implica correr el velo, sacar el tema de la violencia hacia la mujer del ámbito de lo privado, hacerlo público. Y los medios de comunicación son el soporte, el medio, para ello.  Mostrando a través de ellos que este drama es, sin lugar a dudas, una invocación a la reflexión que traiga como colación una incitación a erradicar la violencia institucionalizada, justificada socialmente, hacia las mujeres. Y es deber del Estado generar leyes paradigmáticas que defiendan y cristalicen los derechos de las mujeres.

Reflexión: Puede pensarse que aquello que no se nombra no existe. Se construye la realidad según se la denomina. El lenguaje permite señalar la realidad, interpretarla. Solo un periodismo con perspectiva de Género puede centrar su atención en los femicidios, dar cuenta de su dimensión política y simbólica.

Conclusión:

Las estadísticas pueden servir para tener un acercamiento a la problemática del feminicidio, pero es necesario elaborar herramientas que permitan tener una idea más certera de la dimensión real de esta violación a los derechos humanos. En ese sentido es básico un análisis profundo y un desarrollo más exhaustivo en materia de investigación, de manera que nos permita identificar la raíz de la violencia reproducida por los hombres hacia las mujeres y la dependencia de éstas, poniendo el acento en las pautas culturales de socialización y educación de género ya que es en este campo en donde la situación de desigualdad de las mujeres encuentra su origen. De esa manera podemos centrarnos en dos sectores definidos para la erradicación de esta desigualdad: desde las instituciones competentes, acciones puntuales para incentivar la igualdad incrementado su difusión, y empleo de recursos para contener las situaciones de necesidad; desde la sociedad, un cambio de mentalidad, de cada uno y cada una de nosotras, que combata y haga  perder vigencia a las conductas machistas, misóginas y sexistas, naturalizando otro tipo de conciencia basada en la igualdad de géneros.


 

Bibliografía consultada:

Documentos consultados y sitios consultados

  • “Feminicidios e impunidad”, Cecym Centro de Encuentros Cultura y Mujer. 2005.

 

Algunas organizaciones de DDHH que combaten el feminicidio:

redes de organizaciones

Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer
www.cladem.org

consejo de la mujer de la comunidad de madrid

http://www.consejomujer.es/

coordinadora española para el lobby europeo de mujeres CELEM
http://www.celem.org

eleusis: mujeres en la red

http://www.e-leusis.net

miriadas mujer
miriadasmujer@yahoo.es

mujeres en red
http://www.mujeresenred.net

observatorio de la violencia de género
http://www.observatorioviolencia.org

plataforma de organizaciones de mujeres por la abolición de la prostitución
http://www.aboliciondelaprostitucion.org

red ciudadanas de Europa
http://www.redciudadanas.org

20 años de feminismo en el país valenciá

http://www.artefinal.com/20anys/princast.html

amaranta

http://www.amaranta.com

ameco

http://www.nodo50.org/ameco/

asamblea de mujeres de elche
http://www.nodo50.org/doneselx

asociación aquí estamos nosotras
http://www.nosotras.ersmas.com

Contacto en la Provincia de Buenos Aires

Fundación Mujeres en Igualdad – M.E.I. Urquiza 1835 (1602) Florida, Prov. Buenos Aires Telefax: (54-11) 4791-0821

Entidad creada en marzo de 1990, con status consultivo ante el ECOSOC de Naciones Unidas (2005); tiene como objetivo principal luchar contra la discriminación de las mujeres promoviendo  su  participación y empoderamiento en la vida política, económica, social y cultural.

http://www.mujeresenigualdad.org.ar/quienesSomos.htm

Permalink Dejar un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.